Sérgio Massa: sindicalismo e política na Argentina
/ 1192

Sérgio Massa: sindicalismo e política na Argentina

por Ricardo Carpena.
COMPARTILHAR
Sérgio Massa: sindicalismo e política na Argentina

Ricardo Carpena para o periódico Clarín

22/06/2015

“Hubo un tiempo en que el sindicalismo peronista lograba el 33% de los lugares en las listas de candidatos gracias a ese reparto histórico de poder que era aceptado religiosamente por el Partido Justicialista y fiscalizado por las 62 Organizaciones. Hoy, con el PJ desarticulado y las 62 sin peso alguno, los dirigentes gremiales consiguieron ubicar a una sugestiva cantidad de sus representantes en las listas que se cerraron anteanoche, aunque lejos del récord de 1983 (47 postulantes de origen obrero) y con puestos obtenidos más por los esfuerzos individuales y la capacidad de presión de cada sindicato que como resultado de una negociación sectorial.

Sergio Massa fue el presidenciable que más gremialistas designó en sus nóminas. Impactó con el primer lugar para Facundo Moyano entre los diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, algo que desató una dura pelea con sindicalistas renovadores como Alberto Roberti y Héctor Daer, que vetaban al joven dirigente de los peajes por varios motivos: portación de apellido, falta de alineamiento con el sector (mantiene su banca actual como parte del bloque moyanista) y haber sido el autor del resistido proyecto de ley a favor de la democratización sindical.

En una de las agitadas reuniones, Graciela Camaño defendió a Facundo: “El que no entiende que esto es para dirigentes sub-45, que se vaya a la casa”, advirtió. La esposa de Luis Barrionuevo será la segunda en la lista y Roberti, el tercero. En esa grilla hay barrionuevistas como Paula Marconi (tripulantes de cabina de LAN) y Horacio Valdez (obreros del vidrio) y renovadores como el textil Horacio Benítez (aliado de Fernando Galmarini, suegro de Massa, en la agrupación Perón Vive).

El reconocimiento a Facundo Moyano tiene la obvia aprobación de su papá Hugo en el orillo. El líder camionero ya había llegado a acuerdos electorales con el Frente Renovador en otros distritos (Misiones, Chubut y Salta, por ejemplo), pero se cree que la presencia de su hijo como primer candidato traería aparejado un respaldo político (y económico) mucho más importante. El líder de la CGT Azopardo también está contento porque habría logrado bajar de la lista de candidatos massistas a una de sus mayores críticas, Florencia Arietto, ex jefa de Seguridad de Independiente.

El moyanismo porteño se independizó de todos y tendrá su propia lista del Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo: la encabezará el líder del gremio judicial, Julio Piumato, acompañado por Silvia Vázquez (del Partido Verde) y el legislador porteño Gustavo Vera, titular de la Fundación La Alameda y amigo del papa Francisco.

Moyano, de todas formas, jugó algunas fichas por Mauricio Macri: su amigo Jorge Mancini, líder del gremio de los trabajadores del Ceamse, quedó cuarto en la lista de diputados provinciales por la Primera Sección Electoral. En las listas del Frente Cambiemos (PRO, UCR y la Coalición Cívica), la presencia sindical es mínima. Ni siquiera Gerónimo “Momo” Venegas, que enhebró un acuerdo electoral con el macrismo a través de su partido Fe, logró una buena cosecha: ningún candidato a diputado nacional en la nómina bonaerense y apenas uno de sus dirigentes, Roberto Rago, secundará a un radical como postulante a diputado provincial por la Quinta Sección Electoral.

Pese a su amistad con Mauricio Macri, y a haber sido el primer sindicalista en apoyar su proyecto presidencial, Dante Camaño, líder de los gastronómicos porteños, tampoco logró un lugar en las nóminas de Capital o de la provincia de Buenos Aires. Mientras, Barrionuevo, su cuñado, cambiará en las próximas horas su candidatura a gobernador de Catamarca por la de senador nacional.

Adolfo Rodríguez Saá, otro candidato presidencial del peronismo, eligió a Juan Carlos Murúa, peleado con su hermano Alberto, titular del gremio plástico, como segundo candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires. Y de ese sindicato es Carlos Ponce, jefe de la CGT de Villa Mercedes, que será postulante a vicegobernador de la fórmula liderada por Alberto Rodríguez Saá.

La cosecha sindical en las listas fue módica para la CGT Balcarce. Antonio Caló logró que el líder de la seccional Campana-Zárate de la UOM, Abel Furlán, quedara cuarto en la nómina bonaerense de diputados que encabeza un enemigo ideológico como el camporista Eduardo “Wado” de Pedro. Y el taxista Omar Viviani dependerá de un milagro electoral: está quinto lugar en la nómina K de la Capital. En este sector, el único que tiene la sonrisa asegurada es Armando Cavalieri: desde hace años toma café todas las semanas con Carlos Zannini, el compañero de fórmula de Daniel Scioli.

El cierre de listas le dejó un sabor amargo a Pablo Micheli, jefe de la CTA opositora: sorpresivamente, Margarita Stolbizer no cumplió su palabra de darle el primer puesto como diputado del Frente Progresistas por la provincia de Buenos Aires, y el sindicalista rechazó la postulación a vicepresidente y a diputado del Parlasur. Quizá lo acerque de nuevo a Víctor De Gennaro, el único presidenciable de origen sindical, que desde el Frente Popular candidatea a dirigentes como Marta Maffei, Carlos Custer, Adolfo “Fito” Aguirre y Juan Alderete.

En el Frente de Izquierda es donde también se acumulan sindicalistas en las nóminas. Néstor Pitrola, “Pollo” Sobrero, “Poke” Hermosilla, Claudio Dellecarbonara, Raúl Godoy, Mónica Schlotthauer, Daniel Rapanelli, Carlos Artacho, Raquel Blas y Rubén Matu son algunos de los nombres que se suman a una pelea electoral en la que, como telón de fondo, estará en juego el futuro del viejo poder sindical.”

Para saber mais, consulte aqui 

Faça um Comentário

Seu endereço de email não será publicado.